Con paso firme en el mundo de la hadas

Con paso firme en el mundo de la hadas
. . . donde todo es posible.

jueves, agosto 11

Recogiendo las miradas

Se rompió el momento
con dolor en las entrañas
y tristeza en el cuerpo,
se nos rompió el momento
por no atenderlo.

Se quebró el te quiero
escondido entre sábanas
y perdido en el sexo,
se quebró el te quiero
por esconderlo.

Se perdieron las caricias
y los besos de consuelo,
las palabras abrazadas
con los sueños,
todos ellos
se perdieron en silencio
por no dejarles un hueco.

Y en el perder me duelo,
porque el alma se duele
con cada bostezo
que duerme los te quieros

Recogiendo las miradas
que nos hablan de lo bueno
me consuelo con la estrella
que se mece entre los vientos
esperando despertarse con tus besos,
tus abrazos y porque no,
también con deseo.

jueves, julio 28

Echas de menos

Me escribes para decirme
que me echas de menos en muchas cosas
aunque las cosas que haces
te alejaron de mis ropas
y pienso en silencio
que las echas de menos
por estar ausente
metiendo tu preciada vida
en otras vertientes.

Echas de menos a tu campanilla
cuando a solas te quedas 
esperando tener vida,
la que poulette te daba
pidiendo solo sonrisas,
caricias al alma
y verdad limpia.

Echas de menos la vida, 
la que te daban mis palabras 
y a tu ser mis caricias
que supieron ver tu alma
pero no pudieron con tu desidia.

Echas de menos esas cosas
que a ti y a mí nos unían,
las superficiales locas
y las íntimas divinas,
las que no agradeciste
cuando a tu lado tenías,
las que incluso despreciaste
por intensas y sin medida.

Me echas de menos en esas cosas
que en alto no nombras,
las que tu boca no dice
pero tu alma añora,
las que tu sabes de veras
y mantienes en la sombra.

Le llamas cosas
cuando en realidad
es tu ser y sus emociones 
que escondes y condicionas,
que ocultas de tus días
pero salen quejumbrosas,
dolidas por vivir ocultas
y toda la vida solas.

Echas de menos 
lo que vivías de ti
a través de mí
y puestos a inventar,
echas de menos nadar,
nadar desnudo para encontrar
a tu ser universal
y no tu cuerpo carnal.

Una palabra

Con tan solo una palabra
hay que describir mi momento
y la palabra que elijo
es gratitud sin complejos,
gratitud por mi vida
y a quienes en ella tengo,
gratitud por mis amigos,
por mis hijos bellos,
por los amores que vienen
y posan su aire nuevo,
gratitud porque la vida
me pone buenas gentes
en mi centro.

Y con una palabra
mis amigos me describieron,
entres risas y alboroto
nos pusimos a este juego
que nos hizo poner nombre
a lo que en los otros vemos.

Me dijeron diosa
quizás por lo que llevo bello,
me denominaron completa
porque a todo hago sin miedo
y otra valoró mi fuerza
con la que ando por medio,
vida me dijo otro
y es que es vida lo que siento.

Alegría me nombraron
y es de verdad la que tengo,
amiga con todas sus letras
y amistad es lo que quiero
extraordinaria lechona
me calificó muy tierno,
generosidad desbordada
y así me encuentro.

Energía dijo otro
y asintieron entre ellos,
autenticidad nombraron
y es cierto, no lo niego.

Otra no encontró palabras
para describir su afecto
me dio un abrazo encantada
y yo recibí su te quiero
como recibí el cariño
de todos los que estuvieron.

Y despacio comentaron
que me ven profunda,
algo con lo que estoy de acuerdo
aunque a veces me confunda.

No puedo elegir palabra
más justa en este momento
que gratitud por la vida
gratitud por mis adentros
con los que vivo encuentros
que permanecerán en el tiempo.

miércoles, julio 27

Todo en las manos

Nada que esconder ante ti
todo en las manos abiertas
esperando que agarres
los sueños que llevan.

Todo de mí es de los dos,
de los dos el amor
que nació sin pedir perdón.

Y en el amor que te guardas
está mi dolor,
el que nace de tus silencios
que rompen encuentros
haciendo llorar mi cerebro.

Coge todo lo que es tuyo,
mi cuerpo y tu cuerpo,
da a mi amor por ti
tus miedos secretos,
él los respirará
y acogerá en su seno
dejando libre tu alma de ellos.

Todo lo que soy
y lo que tengo,
está en mis manos
esperando de nuevo,
aguardando el momento,
ese en el que tu cielo
se abra como se abre un cuento,
en el que un final feliz deseo.



domingo, julio 17

Feliz

Sin más motivo que sentir contento
ando rodando caminos
que se me cruzan por medio,
eligiendo compañías
de las que mecen momentos,
las que cuidan las sonrisas
y abrazan los zarandeos.

Feliz de vivir la vida
feliz de sentir que siento,
feliz por no tener nada
que me impida un respirar pleno,
feliz porque las mañanas
están llenas de proyectos
incluso el de no hacer nada
que también completa el lleno.

Tan feliz que crecen flores
allí donde poso el cuerpo,
flores llenas de colores
y de olores a aprecio.

Feliz, bonita palabra
para describir que tengo;
sobre todo el alma llena
de este año de recuerdos,
con algunas novedades
y plena de grandes encuentros
con gentes que si son sanas
no solo por fuera,
también por dentro.