Con paso firme en el mundo de la hadas

Con paso firme en el mundo de la hadas
. . . donde todo es posible.

domingo, septiembre 11

Retirada

Como en el cuento de Alicia
las cartas guerreras
blandieron sus armas
viniendo deprisa
y se dieron tanta prisa
que lo conquistado
perdió su terreno,
sucumbió sin risas.

Sin saber ni en donde estaba
me metí en un ensueño
donde los campos de rosas
se convirtieron de minas
y al decir una palabra
estallaba muy dañina,
convirtiéndose en infamias,
conjeturas y pesquisas.

Palabras que
por negras magas
fueron malditas
y si quise aliviar alma
activaron sombras,
orcos y a la muerte misma,
si quise aliviar con calma
dolieron vidas,
si fueron para la paz
cambiaron,
para convertirse en herida.

Escapa de este mal sueño
que entorpece tus caricias,
da un paso atrás con tiento
para que no salte otra mina,
que una retirada a tiempo
es lo sensato mi niña,
que salir del lodazal del miedo
es propio del que se estima,
deja ese inestable suelo
por tus cielos de sonrisas,
vete a tu planeta secreto
donde nadie te persiga.

Y así la reina malvada,
la que corta cabezas y grita,
no podrá quitarte el sueño,
ni la paz, ni tu vida,
ni convertir en dragones
los lagartos de madera fina.

viernes, septiembre 9

Amor en las entrañas

Con amor en las entrañas
nos rompimos por dentro.

Amar en amor
frente a unas palabras,
amar un suspiro
que salió del alma,
amar unos días
que fueros luceros,
amados de veras
por ser verdaderos.

Y si de amar se trata,
aún nos amamos,
y si de amar depende,
de que te amo
me hago consciente,
de que me amas
lo tengo presente.

Con amor en las entrañas
nos rompimos por dentro.

El paso de los meses
te han hecho extrañarlo,
más queriendo olvidar
en otros brazos,
otros besos no pudieron
esconder que nos amamos.

En una noche
después de un año,
declaramos lo que hicimos
y lo que hicieron los daños
los te quieros no dichos
o los amores no dados,
las ausencias de alma
o el cariño no expresado.

Con amor en las entrañas
nos rompimos por dentro.

Recibiendo las excusas
por los defectos y excesos
salen lágrimas de mis ojos,
de saber que estaba en lo cierto;
algo nos une que es nuestro,
algo que ni tu ni yo entendemos
pero es bello.

Recordando tu hermosura
veo que tuve migajas,
de tu alma,
de tu te quiero,
de tu amor que no alzó el vuelo,
de lo bueno no vivido
porque lo tuviste preso,
reconociéndote  ahora
que todo aquello fue pleno,
verdadero y completo.

Con amor en las entrañas
nos rompimos por dentro.


jueves, agosto 11

Recogiendo las miradas

Se rompió el momento
con dolor en las entrañas
y tristeza en el cuerpo,
se nos rompió el momento
por no atenderlo.

Se quebró el te quiero
escondido entre sábanas
y perdido en el sexo,
se quebró el te quiero
por esconderlo.

Se perdieron las caricias
y los besos de consuelo,
las palabras abrazadas
con los sueños,
todos ellos
se perdieron en silencio
por no dejarles un hueco.

Y en el perder me duelo,
porque el alma se duele
con cada bostezo
que duerme los te quieros

Recogiendo las miradas
que nos hablan de lo bueno
me consuelo con la estrella
que se mece entre los vientos
esperando despertarse con tus besos,
tus abrazos y porque no,
también con deseo.

jueves, julio 28

Echas de menos

Me escribes para decirme
que me echas de menos en muchas cosas
aunque las cosas que haces
te alejaron de mis ropas
y pienso en silencio
que las echas de menos
por estar ausente
metiendo tu preciada vida
en otras vertientes.

Echas de menos a tu campanilla
cuando a solas te quedas 
esperando tener vida,
la que poulette te daba
pidiendo solo sonrisas,
caricias al alma
y verdad limpia.

Echas de menos la vida, 
la que te daban mis palabras 
y a tu ser mis caricias
que supieron ver tu alma
pero no pudieron con tu desidia.

Echas de menos esas cosas
que a ti y a mí nos unían,
las superficiales locas
y las íntimas divinas,
las que no agradeciste
cuando a tu lado tenías,
las que incluso despreciaste
por intensas y sin medida.

Me echas de menos en esas cosas
que en alto no nombras,
las que tu boca no dice
pero tu alma añora,
las que tu sabes de veras
y mantienes en la sombra.

Le llamas cosas
cuando en realidad
es tu ser y sus emociones 
que escondes y condicionas,
que ocultas de tus días
pero salen quejumbrosas,
dolidas por vivir ocultas
y toda la vida solas.

Echas de menos 
lo que vivías de ti
a través de mí
y puestos a inventar,
echas de menos nadar,
nadar desnudo para encontrar
a tu ser universal
y no tu cuerpo carnal.

Una palabra

Con tan solo una palabra
hay que describir mi momento
y la palabra que elijo
es gratitud sin complejos,
gratitud por mi vida
y a quienes en ella tengo,
gratitud por mis amigos,
por mis hijos bellos,
por los amores que vienen
y posan su aire nuevo,
gratitud porque la vida
me pone buenas gentes
en mi centro.

Y con una palabra
mis amigos me describieron,
entres risas y alboroto
nos pusimos a este juego
que nos hizo poner nombre
a lo que en los otros vemos.

Me dijeron diosa
quizás por lo que llevo bello,
me denominaron completa
porque a todo hago sin miedo
y otra valoró mi fuerza
con la que ando por medio,
vida me dijo otro
y es que es vida lo que siento.

Alegría me nombraron
y es de verdad la que tengo,
amiga con todas sus letras
y amistad es lo que quiero
extraordinaria lechona
me calificó muy tierno,
generosidad desbordada
y así me encuentro.

Energía dijo otro
y asintieron entre ellos,
autenticidad nombraron
y es cierto, no lo niego.

Otra no encontró palabras
para describir su afecto
me dio un abrazo encantada
y yo recibí su te quiero
como recibí el cariño
de todos los que estuvieron.

Y despacio comentaron
que me ven profunda,
algo con lo que estoy de acuerdo
aunque a veces me confunda.

No puedo elegir palabra
más justa en este momento
que gratitud por la vida
gratitud por mis adentros
con los que vivo encuentros
que permanecerán en el tiempo.